Evangelio del día

XIV Semana del Tiempo Ordinario Votiva del Sagrado Corazón de Jesús. Otros santos: Anatolia y Victor

Carta Semanal del Párroco



Carta Semanal del Párroco

Juan 3, 16-18

El misterio de la Santísima Trinidad es el misterio del amor de Dios. Amor del Padre que se “derrama” en el Hijo.

Amor del Hijo que se vuelca sobre el Padre. Amor que se une y comunica por el Espíritu Santo. Espíritu Santo vinculo de unidad de un “te quiero” eterno.

Misterio de amor que arrebata, amor que todo lo abarca, amor que se siente, que conmueve, que trasforma.

Amor que salva, que redime, que dignifica, que divisa, que engrandece, que perdona. Amor que consume, que duele, que mueve el espíritu. Amor que arranca toda herida, todo sufrimiento, toda frustración, toda desgana. Amor que da esperanza, que vence todo odio. Amor que deja fuera todo anhelo de poder, de posesión, de apoderamiento. Amor que da vida, que convierte y sana. Amor gratuito, donación, regalo. Amor que se experimenta en la persona amada.

El Padre que ama al Hijo que ama al Padre, el Espíritu Santo que todo lo envuelve en una atmosfera de amor.

Quiero señalar que estos meses de pandemia han sido duros. En mayor o menor medida, todos hemos sentido sus efectos y, en muchos casos, hemos sentido el dolor de ver a algún ser querido contagiado e incluso su muerte. Pero esta situación nos ha hecho también ver la conexión fundamental que tenemos entre nosotros, los seres humanos, y Dios.

Por favor que la fe no decaiga ante estas tribulaciones, tomémonos de la mano de Cristo en la Cruz y no nos desapartemos de su presencia, él está con nosotros hasta el fin del mundo.

Una frase popular conocida dice "Dios aprieta, pero no ahorca". Así que unidos a Dios nos sacara adelante.

Les pido que se apoyen mutuamente, mantengan en familia, vecinos la unidad y la responsabilidad del cuidado que tenemos que tomar.

Les pido el cuidado de ustedes y la de sus familias, tomen muy enserio todas las indicaciones que la Secretaria de Salud.

También es oportuno aprovechar esta situación para reeducarnos a cada uno de nosotros en la limpieza personal y del hogar.

Alimentarnos sanamente bebiendo un poco más de agua, como tantos nos recomiendan, cítricos.

Abstengámonos de los abrazos y besos, pues se trata de un acontecimiento físico, corporal, adverso.

En el aspecto espiritual como ya lo hemos dicho, poner en el centro a Dios, a Jesucristo a la Santísima Virgen y a San José, el encargado de resguardar la familia.

Es muy conveniente recordar con gran fervor al santo patriarca San José, pidiéndole cuide la casa, y que no permita que se nos desintegre.

Hoy más que nunca es bueno dar importancia a las palabras de la santísima Virgen de Guadalupe, Patrona nuestra ¿No estoy yo aquí que soy tu madre? Es poco lo que te aflige, hijo mío.

Recordar mantener firme que

La Familia, es la mejor fortaleza para la salud, las penas compartidas se superan.

Es normal el miedo, aceptándolo en familia y en oración no se convierte en pánico.

Hacer lectura bíblica, compartir la Lectio Divina.

Tenemos la oportunidad de hacer en orden la Liturgia de las Horas y el rezo del Santo Rosario.

No acudir demasiado a las redes sociales.

Cantar en familia, cantar alabanzas a Dios, disfrutar películas de humor.

Cuando se pueda, salir de nuestro pequeño círculo y comunicarse por teléfono, al menos un momento, con una persona externa, familiares, amigos, vecinos, compañeros o con un servidor.

Estar atentos a los comunicados de la Parroquia, los obispos, el Santo Padre y las autoridades de salud.

Agradezco mucho a Dios por ustedes que siguen permaneciendo fieles a Dios y cercanos a la comunidad con un espíritu generoso, amable, acogedor e incluso servicial y sacrificado, como el Señor nos enseñó.

Cuídate porque te queremos devuelta.

Con todo afecto

Pbro. Carlos Mendoza González

Mensajes

Agenda

¿Cómo seguir la Misa desde casa?

En atención a las recomendaciones de las autoridades sanitarias, la Conferencia del Episcopado Mexicano, ha dispensado a los fieles de la asistencia a Misa y ha suspendido el culto público temporalmente, si bien los anima a seguirla por los medios de comunicación. Enumeramos las principales opciones:

Misas

Domingo
00:00 hrs. Con el Papa Francisco en You tube.
12:00 hrs. Desde la Basílica de Guadalupe, canal 9 de la televisión abierta.
12:00 hrs. Desde la Basílica de Guadalupe en You tube.
12:00 hrs. Desde nuestra Parroquia en Facebook.

Lunes a viernes
00:00 hrs. Con el Papa Francisco en You tube.
08:00 hrs. Desde nuestra Parroquia en Facebook.
08:30 hrs. Desde la Basílica de Guadalupe en You tube.

Rezo del Santo Rosario

Lunes a viernes
17:00 hrs. Desde la Basílica de Guadalupe en You tube.
17:00 hrs. Desde nuestra Parroquia en Facebook.

ÚLTIMAS PUBLICACIONES