Equipo Parroquial de Animación Pastoral | E.P.A.P.

Contacto:

Presidente: Oscar
Subcoordinador:
Tesorero:
Secretario: Reina

Ser y Quehacer del Equipo Parroquial de Animación Pastoral (E.P.A.P.)

¿Qué es?

Es un grupo de personas, que constantemente se preocupa por el dinamismo del conjunto de la Parroquia y lo promueve de acuerdo a su función.

El E.P.A.P.

▪ No es otro grupo parroquial.
▪ No sustituye al consejo Parroquial.
▪ No organiza la liturgia.
▪ No prepara las fiestas patronales.
▪ No destruye los proyectos de los grupos parroquiales.
▪ No impone sus ideas no obliga a hacer lo que quiere.

El E.P.A.P. está formado por:

▪ El Párroco que lo convoca y preside;
▪ Por 10 a 15 personas aproximadamente de la parroquia
▪ Las personas que forman el E.P.A.P. deben tener una buena formación espiritual y doctrinal, ser comprometidas y con una gran capacidad de promover el proceso de renovación.
▪ Es muy importante que sean personas no problemáticas, sino optimistas.

Funciones del E.P.A.P.

▪ Hacer el análisis y el diagnostico de la parroquia
▪ Elaborar el programa anual de la parroquia y los programas específicos, de acuerdo con las indicaciones del Co.Pa.Pa. y así realizar el plan diocesano.
▪ Ayudar a las diversas comisiones pastorales a elaborar sus propuestas de programa
▪ Promover la espiritualidad de comunión que es fundamental en la actuación del plan diocesano parroquial, para la renovación pastoral.
▪ Promover la formación doctrinal, espiritual y pastoral de los agentes de pastoral.
▪ Ayudar al párroco a cumplir ciertas responsabilidades en las cuales no cuenta con otras ayudas.
▪ Asegurar la marcha armónica del conjunto, supliendo carencias y previendo la solución de las mismas, siempre de acuerdo con el Párroco.

¿Cómo se elige a los miembros?

Estas personas, si es el caso, son propuestas por el Co.Pa.Pa., elegidas y nombradas por el Párroco.

¿Por cuánto tiempo deben estar en el E.P.A.P.?

▪ Las personas pueden permanecer en este servicio por el tiempo en que puedan ejercerlo eficazmente; con todo, su servicio se comete a evaluación periódica, cuando se evalúa el plan diocesano o cuando lo hace el Equipo Diocesano de Animación Pastoral (EDAP) en razón de la misma función.

 

¿Cómo funciona el E.P.A.P.?

▪ Es presidido por el Párroco que lo convoca.
▪ Tiene un coordinador, elegido por el mismo equipo, que normalmente conduce las reuniones y que, con el párroco, hace la agenda de las reuniones;
▪ Nombra a uno de sus miembros como secretario;
▪ Se reúne periódicamente al menos una vez al mes y cada vez que lo exige el cumplimiento de sus funciones

¿Cómo se relaciona?

▪ Es miembro y actúa como equipo técnico del CO.PA.PA. y al servicio del mismo;
▪ Se relaciona con el E.D.A.P.: el E.P.A.P. es la prolongación del E.D.A.P. en las parroquias y por lo mismo hay una relación de complementariedad y, al mismo tiempo, de dependencia del Vicario Episcopal para la pastoral;

¿Cómo se relaciona?

▪ Se relaciona con el párroco: son relaciones de amistad y de colaboración leal, además de obediencia activa, dialogal y propositiva;
▪ En relación con los otros organismos y realidades de la parroquia no tiene una relación especial, sino la que en cada caso le asigne el Párroco.

¿Puede el Co.Pa.Pa. Hacer las tareas del E.P.A.P. para no generar tantos grupos de trabajo?

▪ No es lo mismo, tanto el CO.PA.PA. como el E.P.A.P. tienen su función específica. El E.P.A.P. es auxiliar del CO.PA.PA. El E.P.A.P. piensa, realiza consultas, y propone cómo llevar a la práctica las líneas de la renovación pastoral que va bajando el E.D.A.P.
▪ Todo lo que el E.P.A.P. sugiere, consulta y propone pasa al CO.PA.PA, para definir y tomar decisiones, luego, el E.P.A.P. debe elaborar de manera clara los objetivos y manera de llevar a cabo las acciones, para que las ejecuten aquellos a quienes les corresponda: áreas pastorales, grupos, sectores parroquiales, etc…
▪ Por esta tarea tan específica, es necesario que cada parroquia tenga su E.P.A.P;, formado por personas creativas, propositivas y comprometidas con el bien de toda la comunidad. No cabe aquí gente de visión reducida o conflictiva, que solo “jale agua para su molino”.
▪ Las personas que comiencen a ser miembros del E.P.A.P; deben ser liberadas de otras tareas importantes, para que puedan dar su tiempo a esta gran labor; si es el caso, que otras las reemplacen en su anterior cargo